Nahuel Hidalgo: “Ya es la tercera vez que la gestión del Donald Trump del Conurbano secuestra mercadería a los ciudadanos africanos”

Por tercera vez desde que asumió como intendente Martiniano Molina desde la Agencia de Fiscalización y Control Comunal de Quilmes incautan mercadería de puesteros senegaleses que se ganan el pan en la calle Rivadavia. A pocos metros el resto de los trabajadores ambulantes se agruparon y lograron permanecer pese al violento accionar de la policía local y la policía bonaerense.

Al ser consultado por Conurbano Profundo Nahuel Hidalgo, militante de Jóvenes del Presente quien viene hace rato denunciando el accionar discriminatorio de la gestión Molina comentó: “Esto es un claro ensañamiento contra los hermanos senegaleses. Es una persecución racial. Todos los trabajadores ambulantes tienen derecho a trabajar, tanto los que están de este lado de la estación como los del otro lado. Pero parece que a Martiniano Molina le molesta que la gente se gane el pan honradamente. Si quisiera perseguir realmente a los que evaden debería arrancar por el municipio que realizo una feria de colectividades donde nadie daba facturas ni tickets por las ventas.”

Otra vez como ya paso antes un grupo de agentes del municipio en conjunto con la policía bajaron de sus camionetas e incautaron mercadería de algunos puestos de vendedores senegaleses ante la indignación de las personas que se encontraron con el penoso acontecimiento de desprecio hacia los trabajadores africanos.

Según el titular de la Agencia de Fiscalización del municipio comento a la Radio FMQ que solo se trató de un “operativo de rutina, intentando regularizar la vía pública”. Contradictoriamente a las palabras del Jefe de la Agencia comunal del otro lado de la estación cada día son más los puestos que se instalan y ninguno recibe la persecución que tienen los trabajadores de origen africano.

Sobre esto Nahuel Hidalgo menciono: “Ya es la tercera vez que la gestión del Donald Trump del Conurbano secuestra mercadería a los ciudadanos africanos. Es la tercera vez que los operativos se centran contra ellos, parece ser que no es una cuestión de legalidad o no en el comercio sino que es una cuestión de piel.”

El último operativo que había llevado a cabo el municipio se había realizado el pasado 17 de abril y como en esta oportunidad los principales damnificados por los abusos de la policía y el personal de la Agencia de Fiscalización Municipal fueron los vendedores africanos.

Vídeo de FMQ

Share Button

No Banner to display