El endeudamiento de Vidal en moneda extranjera acumula una suba del 56,10% en dos años

El informe de la UNDAV señala que “el tercer presupuesto público de la Provincia de Buenos Aires muestra rupturas y continuidades en relación a las anteriores formulaciones presupuestarias. Este año se trata del primero donde, a nivel agregado, se parte de un contexto de crecimiento económico. Tal mejora de la actividad, además, se proyecta para futuros ejercicios”.

“Es así que el Poder Ejecutivo provincial comenzará 2018 desde una mejor posición relativa que los dos años previos -prosigue- y se mantiene expectante por el inminente fallo de la Corte Suprema en relación al fondo del conurbano. En este marco, se proyectaban dos alternativas disímiles desde el punto de vista de la obtención de recursos para financiar el gasto. Una posibilidad era la de reducir el ritmo del endeudamiento provincial, a tono con las menores necesidades de financiamiento. La otra, reducir la presión impositiva sobre el sector privado, a sabiendas de una merma en la recaudación “pari passu””.

La administración bonaerense se volcó por la última opción, a partir de una baja pronunciada en Ingresos Brutos y Sellos, sólo parcialmente compensada por el aumento en el inmobiliario. Por el lado del gasto, las proyecciones para 2018 lejos están de replicar los desembolsos en infraestructura correspondientes al actual año electoral. Si bien se presenta un sostenimiento presupuestario en la asignación de fondos a los distintos Ministerios, se incrementa el volumen de partidas ejecutados directamente por el Ejecutivo provincial, en vez de canalizarlas por medio de los municipios.

Para poner en contexto, en el presente material se analizan los principales números económicos de la Provincia de Buenos Aires. A tales fines, nos centramos en el análisis del presupuesto 2018, la ejecución presupuestaria a mitad de 2017 y demás informes públicos. En particular, desde la Undav pusieron foco sobre los números esperados para el año próximo en materia fiscal, su correlato en términos del financiamiento del déficit consolidado y la real ejecución presupuestaria de partidas relativas a sectores sensibles en materia social. En breves términos, los principales resultados cuantitativos del informe se resumen a continuación:

· En materia de asignación del gasto, bajó lo aplicado a servicios sociales 0,3 puntos porcentuales entre el presupuesto 2017 y el actual 2018. Esa proporción será asignada al pago de intereses de la deuda, los cuales suben 0,2 puntos porcentuales.

· En cuanto a las cuentas públicas, para 2018 se espera el tercer año de déficit financiero. El mismo, supera los $30.000 millones y, si se descuentan los Aportes del Tesoro Nacional, crece casi 25% respecto al del 2017.

· Este quebranto, se cubre principalmente con toma de deuda. El stock muestra un crecimiento del 44,5% entre junio de 2016 y junio del corriente año.

· Esto ha redundado en un incremento notorio en peso de esa deuda. Por caso, la proyección de pago de intereses para 2017 es de $113.000 millones, un 77% más que lo inicialmente proyectado. Sobre esta cifra, para 2018 se proyecta un 21,7% más para 2018.

· El aumento de la deuda, también se refleja en las colocaciones de títulos públicos en mercados externos. Así, la deuda en dólares de la provincia es U$$ 5.000 millones superior a la de 2015. La tasa de crecimiento acumulada en el bienio es del 56,1%.

· El presupuesto de la Provincia también denota una importante subejecución en partidas sociales. En el nivel agregado, computada la mitad del año 2017 se proyecta una subejecución del 57,6% en la órbita del Ministerio de Infraestructura, 37,8% en Desarrollo Social y 14,6% en Salud, entre otros.

· En contraste, se proyecta una sobreejecución del 53,3% en la Secretaría de Medios, a tono con los gastos de la campaña 2017.

Share Button

No Banner to display